Mujeres en defensa de la amazonía, nuestros cuerpos y territorios

El Centro de la Mujer Peruana Flora Tristán saluda la futura realización en Tarapoto del VIII Foro Social Panamazónico (FOSPA) que congregará a centenares de personas, organizaciones y movimientos diversos provenientes de los territorios que conforman la Amazonía en la región suramericana. Como antesala en el Perú, los días 28 y 29 de octubre, se viene realizando en la misma ciudad el Foro Nacional Peruano; donde mujeres y hombres construirán una agenda de propuestas y demandas para la defensa de la Amazonía, los recursos naturales, su derecho a vivir en un ambiente saludable, a la participación, a la consulta previa y a una vida sin discriminación.

Consideramos que estamos en un momento crucial para unir esfuerzos y lograr agendas consensuadas que nos permitan, desde nuestras diversas posiciones de lucha y propuestas, articular procesos y acciones para rescatar nuestra panamazonía de la progresiva destrucción a la que está siendo sometida por el actual modelo económico extractivista.

Asistimos a sistemáticas violaciones de los derechos humanos de los pueblos originarios, de las familias que se asentaron en esos territorios en busca de oportunidades, de mujeres, hombres, niñas, niños, adolescentes, jóvenes que se ven expulsados de sus comunidades por la presencia invasiva de mega proyectos, que en nombre del “desarrollo” y el “crecimiento económico”, afectan gravemente los bienes de la naturaleza y los medios de vida que la población.

Condenamos a la vez las actividades ilegales extractivas, las cuales, amparadas en la informalidad y corrupción, generan un impacto terrible en los territorios, los recursos naturales y la seguridad de la población.

Por todo lo anterior, nos sumamos a las resistencias, luchas y propuestas para defender a la Amazonía, del sistema capitalista, que alianza con el patriarcado, el racismo y el clasismo, la ataca con sus industrias extractivas, monocultivos a gran escala, construcción de hidroeléctricas, violando muchas veces los territorios de los pueblos indígenas, irrespetando el derecho a la consulta previa, sobre explotando los bienes de la naturaleza y causando desastres ambientales que contaminan ríos de los que depende la vida de las personas y demás seres vivos.

En ese contexto las mujeres amazónicas y andinas son las más afectadas. Pero suman además los impactos de las distintas formas de violencia que crecen y se expandan alrededor de las industrias legales e ilegales que depredan la naturaleza al igual que los cuerpos de las mujeres. La trata y explotación sexual de niñas y adolescentes, y las violaciones sexuales que originan maternidades forzadas a temprana edad son dos de las más terribles caras de ese continuum de violencia hacia las mujeres, en el que también se acentúa la persecución, acoso y criminalización de las luchadoras sociales y defensoras de los derechos humanos bajo el amparo de, hasta ahora, impunes pactos entre sectores del Estado y empresas.

Conocedoras de la importancia de la participación ciudadana y el diálogo intercultural con enfoque de género, desde el Centro de la Mujer Peruana Flora Tristán, estamos promoviendo la participación de lideresas y sus organizaciones en este proceso, con la preocupación que las demandas y las voces de las mujeres indígenas amazónicas y andinas se escuchen.

Así mismo, desde nuestra participación en el “Grupo de Mujeres y Cambio climático”, se darán propuestas sobre: seguridad y soberanía alimentaria, frente a los impactos del cambio climático, la participación política, la gestión de la tierra y el territorio, y para el ejercicio de una vida libre de violencias.

Consideramos que es fundamental que la agenda nacional hacia el FOSPA 2017, integre todas las voces, demandas y propuestas de las mujeres, reconociendo de esta manera su protagonismo y aporte en la defensa de sus derechos, los derechos de los pueblos indígenas y la protección Amazonía.