15 de Octubre: Día internacional de la mujer rural Productoras rurales de Piura: actoras de la seguridad alimentaria

 

 

En el Día Internacional de la Mujer Rural, el Centro Flora Tristán expresa su reconocimiento a esta población que viene aportando a la seguridad alimentaria y al desarrollo sostenible y hace un llamado al gobierno a cerrar las brechas de sociales y de género que impiden su plena ciudadanía.

En efecto, el último Censo Nacional Agropecuario (2012) indica por ejemplo que las mujeres productoras no culminan su periodo escolar y en un 27,3% carece de algún nivel educativo en comparación al 8.7% de hombres en esa situación.

El censo revela también que aumentó su propiedad de la tierra al 76.2%, pero menos de la mitad, el 33.8%, ha inscrito su título en Registros Públicos. Y lo más preocupante, el 44.1% no cuenta con este documento ni lo está tramitando, revelando una inseguridad jurídica sobre este recurso que la pone en riesgo inminente de perderlo, por ejemplo, ante los impactos del cambio climático o el avance de intereses de concentración de la tierra.

“Las mujeres productoras tienen que ser reconocidas por el gobierno en todos sus niveles como actoras claves del desarrollo sostenible y de la seguridad alimentaria, para lo cual se necesita el cumplimiento de las políticas de igualdad y no discriminación con ellas y asegurar su participación efectiva en los distintos niveles de decisión”, señaló el Centro Flora Tristán.

El propio primer ministro Fernando Zavala ha reconocido que la pequeña agricultura genera el 70% de la alimentación en el Perú, y representa el 30% de la fuerza laboral –continuó la institución- por lo que instamos al gobierno a invertir en el desarrollo sostenible de este sector para contribuir a la seguridad alimentaria, asegurando la protección de las semillas nativas y la biodiversidad y la promoción de técnicas agroecológicas en base al saber ancestral de las mujeres.

“Sin el empoderamiento de las mujeres rurales no se avanzará en las metas globales a las que el Perú se ha comprometido de erradicar el hambre y la pobreza al 2030, pues además enfrentamos los impactos del cambio climático y del Fenómeno del Niño que agudizan la escasez del agua, la pérdida de recursos y las discriminaciones de género, especialmente de las mujeres productoras rurales, porque ellas dependen de la agricultura y los bienes de la naturaleza”, refirió la organización.

En ese sentido hizo un llamado a tomar en cuenta el lema del Día Mundial de la Alimentación que se conmemora cada 16 de Octubre, y que para este 2016 señala: el clima está cambiando, la alimentación y la agricultura también. “El cambio climático afecta la salud de las mujeres rurales, incrementa sus jornadas de trabajo y reduce sus oportunidades de participación, expulsa a las niñas de los colegios y pone en peligro la biodiversidad”, remarcó la institución.

Pese a esta realidad –manifestó- ellas cuentan con recursos para mantener la pequeña agricultura pero es urgente que estos sean fortalecidos mediante capacitaciones técnicas agroecológicas con enfoque de género, implementación de medidas concertadas con ellas para cerrar las brechas de desigualdad que les garantice una vida sin violencia ni discriminación alguna.

El Centro Flora Tristán está promoviendo el empoderamiento de productoras rurales de cinco distritos del Alto Piura (Santo Domingo, Morropón, Yamango, Santa Catalina de Mossa y Chulucanas) mediante un proyecto auspiciado por OXFAM QUEBEC y el apoyo financiero de Affaires Mondiales Canadá. Ellas han introducido técnicas de producción agroecológica y logrado cultivos de hortalizas que han mejorado su dieta alimenticia y su nutrición, y han mejorado el manejo de sus parcelas con el uso eficiente del agua y del suelo.


Piura, 15 de octubre 2016