Diálogo y no violencia frente a los conflictos sociales

 

 

Diálogo y no violencia



El Centro de la Mujer Peruana Flora Tristán expresa su más profundas condolencias a los familiares de las cinco víctimas de Celendín, al mismo tiempo su rechazo a la violencia con que se está respondiendo a las demandas sociales, no solo en Cajamarca, sino, también, en otras regiones del país.

Es fundamental que se investigue las circunstancias y responsabilidades de estas muertes y de las personas heridas. Y se informe sobre la situación de los detenidos.

La democracia se construye con diálogo y ese es un aspecto que el gobierno está olvidando, para dar lugar a una actitud cada vez más polarizada.

Preocupa que desde el Estado la represión se esté convirtiendo en un procedimiento frente a los conflictos sociales, pues esta violencia se dio en Espinar, ahora en Celendín, además, de las detenciones ilegales de personas.

Hacemos un llamado al presidente Ollanta Humala para que retome el liderazgo del país en el marco de las promesas que hizo durante su campaña, de manera que escuche la voz de la población y que, sobre los intereses de las empresas, esté la protección de nuestro territorio y sus recursos.

Hacemos también un llamado a las autoridades y líderes de Cajamarca para que accedan al diálogo, y a los medios de comunicación para que informen con
veracidad y sin apasionamientos.

Asumir la violencia como estrategia para responder a las demandas sociales pone en riesgo la vida de las/os ciudadanos, pero, también, la gobernabilidad y la democracia en el país.


Lima, 6 de julio del 2007