Programas

Presentación de la muestra fotográfica "Retratos de Mujer y su aporte al desarrollo de Huaycán"

Esta muestra es resultado del proyecto "Retratos de Mujer", proyecto que fue uno de los 3 ganadores del Concurso de Intervenciones Urbanas María Elena Moyano "Cada día, la ciudad más mía".

Consta de la intervención de espacios públicos de la zona de Huaycán, espacios que han sido elegidos debido al alto índice de violencia e inseguridad así como el nivel de pobreza y lejanía de la zona. Estas intervenciones consistirán en la muestra de fotografías en las que se retratarán a mujeres que desde lo cotidiano aportan día a día al desarrollo de Huaycán.

Esta presentación es resultado del trabajo coordinado entre las juntas directivas del Vaso de Leche, Comedores Populares, Clubes de Madres y la Asociación de Mujeres de la Ciudad de la Esperanza- Huaycán con apoyo de la antropóloga Cristina Medina Chong y el fotógrafo Juan José Cerna así como el apoyo de la Agencia Municipal de Huaycán.

La muestra fotográfica será presentada en las siguientes fechas:

♀ Domingo 29 de Abril, 2012
Loza Deportiva de la Zona K
Desde las 11:00 am hasta las 5:00 pm

♀Martes 01 de Mayo, 2012
Plaza de Armas de Huaycán
Desde las 11:00 am hasta las 5:00 pm

 

 

30 de abril – El Estado debe responder. Comité de Naciones Unidas sancionó al Perú por negativa de aborto terapéutico a una adolescente

 


30 de abril – El Estado debe responder Comité de Naciones Unidas sancionó al Perú por negativa de aborto terapéutico a una adolescente, organizaciones demandan cumplimiento

 

La Articulación Feminista conformada por las organizaciones: Promsex, Católicas por el Derecho a Decidir Perú, Demus, Centro de la Mujer Peruana Flora Tristán, Movimiento Manuela Ramos y Cladem, hacen de conocimiento público que el Estado peruano está obligado a responder el Dictamen que emitiera el Comité para la eliminación de la discriminación contra la mujer (CEDAW), en el que se condena al Perú por violar los derechos humanos de una mujer adolescente que requería servicios legales de aborto en el país. En dicho dictamen se determinó que el Estado debe establecer un mecanismo para el acceso efectivo al aborto terapéutico. El plazo máximo para dicha respuesta fue fijada para el 30 de abril.

En una decisión histórica en el caso L.C. Vs Perú, el Comité CEDAW estableció que Perú debe establecer condiciones que protejan la salud física y mental de las mujeres de modo que se impida que en el futuro se produzcan violaciones similares a las del presente caso.

El caso gira en torno a L.C.*, una víctima de violación de 13 años de edad, que quedó gravemente discapacitada después de que proveedores de salud le negaron un aborto terapéutico. Cuando descubrió que estaba embarazada, L.C. se lanzó desde el techo de su casa, pero falló en el intento de suicidio. Los médicos se negaron a realizar la cirugía que le había sido programada debido a su embarazo, en vez de priorizar su estado de salud física y mental. Pese a que su representante legal había solicitado la interrupción del embarazo, fue sólo después de que L.C. tuvo un aborto espontáneo que los médicos estuvieron dispuestos a realizarle la cirugía. L.C. fue operada casi tres meses y medio después de que se decidiera la necesidad de la intervención.

La decisión del Comité CEDAW establece específicamente violaciones al derecho a la salud sin discriminación, a la obligación de eliminar estereotipos de género y al derecho de acceder a mecanismos efectivos frente a la vulneración de los derechos.

También se ordena al Estado peruano:

  • Indemnizar adecuadamente y brindar medidas de rehabilitación a la víctima.
  • Establecer un mecanismo para el acceso efectivo al aborto terapéutico revisando su interpretación restringida del mismo.
  • Adoptar directrices o protocolos para garantizar la disponibilidad y el acceso de servicios públicos de salud reproductiva para las/los adolescentes.
  • Revisar la legislación que criminaliza a las mujeres que interrumpen sus embarazos producto de una violación.


La decisión refuerza una decisión previa de otro órgano de Naciones Unidas. En el caso K.L. Vs. Perú* dictaminado en 2005, el Comité de Derechos Humanos de Naciones Unidas (CDH) decidió a favor de una joven de 17 años de edad quien fue obligada a llevar a término un embarazo de un feto con malformaciones incompatibles con la vida extrauterina y estableció que negar el acceso servicios de aborto legal viola los derechos humanos de las mujeres.

* Las iniciales utilizadas son un seudónimo para proteger la identidad de las víctimas.

Articulación Feminista:

CATÓLICAS POR EL DERECHO A DECIDIR PERÚ – CLADEM – CENTRO DE LA MUJER PERUANA FLORA TRISTÁN – DEMUS – MOVIMIENTO MANUELA RAMOS – PROMSEX


Síguenos y hazte un/a info-activista
Facebook: www.facebook.com/protocoloabortoterapeutico.peru
Twitter: @pataperu
Blog: http://patasperu.blogspot.com/

 

Conformación de la Red de Mujeres Autoridades de la provincia de Lucanas

En la ciudad de Puquio, los días 13 y 14 de abril de 2012, se llevó a cabo el “I Encuentro de Mujeres Autoridades de la provincia de Lucanas”, donde participaron  20 mujeres autoridades, de 13 distritos y 6 centros poblados de la provincia. Con el apoyo del Centro de la Mujer Peruana Flora Tristán y la Municipalidad Provincial de Lucanas este primer encuentro tuvo como objetivo promover la conformación de la Red de Mujeres Autoridades de la Provincias de Lucanas, como espacio de encuentro y articulación, retroalimentación de su gestión pública con perspectiva de equidad de género para mujeres autoridades, como parte de Red de Regidoras de la Región Ayacucho y Red Nacional de Mujeres Autoridades.


La primera Junta Directiva de la Red de Mujeres Autoridades de la Provincia de Lucanas quedo conformada por:


Presidenta: Sulema Elizabeth Díaz Paucar - Municipalidad distrital de Sancos – C.P. Santa Filomena

Vicepresidenta: Isabel Lucana Camargo - Municipalidad distrital de San Cristóbal

Secretaria de Organización: Nancy Grados Díaz - Municipalidad distrital de Chaviña

Tesorera: Juana Infanson Yucra - Municipalidad distrital de Saisa

Vocal: Maximiliana Sotelo Luque - Municipalidad distrital de Santa Ana de Huaycahuacho

Puquio, 14 de abril de 2012.

Igualdad de oportunidades, manejo y conservación de suelos

Alrededor de 70 productoras rurales de Cusco y Piura participaron el último mes de marzo en los talleres de la Escuela Agroecológica que impulsa el Centro Flora Tristán y fueron en torno a temas relacionados al género, conservación de suelos y agua, los que complementaron con prácticas de campo que les permitió no solo reforzar sus conocimientos, sino constatar de modo concreto la importancia de acceder a los recursos y tecnologías en igualdad de oportunidades.

Las piuranas Aidè Saavedra (Morropòn) y Liliam Cruz La Rosa (Santa Catalina de Mossa) expresaron por ejemplo su satisfacción por haber reconocido malas prácticas que dañan los suelos y el uso del polímero para ahorrar agua. También que hombres y mujeres tienen iguales derechos y que eso vale en todo lugar y espacio.

El trabajo de campo tuvo lugar en las parcelas de San Clemente en el Bajo Piura (Bellavista-Sechura) donde conocieron el proyecto de recuperación de suelos salinos con enmiendas orgánicas e hidroabsorventes en el cultivo de tamarindo que financia el Instituto de Ciencia y Tecnología de Innovación del gobierno regional.

“Las productoras vieron in situ los suelos degradados por las sales así como técnicas de recuperación, de ahorro de agua y uso de abono orgánico que les serán de mucha utilidad en sus parcelas”, afirmó Elena Villanueva del Programa de Desarrollo Rural del Centro Flora Tristán, institución responsable de los contenidos del taller junto con la Universidad Nacional de Piura.

El taller que se da en el marco del proyecto Justicia Climática y Mujer Rural que gestiona la institución feminista con el apoyo del Ayuntamiento de Guipúzcoa, hizo posible que las mujeres de la Escuela Agroecológica de Cusco y Piura conozcan tecnologías de bajo costo, biodegradables no contaminantes, y que además puede ser usada en la reforestación en sus comunidades ante el incremento de las temperaturas y las sequías por el cambio climático.

En el caso de Cusco, las productoras realizaron su visita de campo en la comunidad campesina de Tintinku en el distrito de Cusipata, donde fueron recibidas por la alcaldesa Irma Càceres Yupanqui. Este contacto fue especialmente simbólico pues permitió instalar en el imaginario de las mujeres el hecho concreto de la participación política de las mujeres y su presencia en cargos de gobierno.

La burgomaestre instó a las productoras a luchar por sus derechos y a perder el miedo a la participación y actuación política para contribuir a que la igualdad de oportunidades no solo sea formal sino real. “Fue muy valiosa esta experiencia porque aportará a elevar su autoestima”, manifestó Katherine Pozo, promotora del Centro Flora Tristán.

En la práctica de campo las productoras observaron cómo de manera organizada y con la participación de las mujeres de la comunidad se ha recuperado y conservado el suelo y agua mediante el riego tecnificado, recuperación de terrazas y zanjas de infiltración, la reforestación y rescate de especies nativas.

“Los propios directivos de la comunidad han explicado este proceso a las mujeres quienes estuvieron más participativas haciendo preguntas en forma constante y con base a los conocimientos que han venido adquiriendo en la Escuela. Es evidente cómo se ha fortalecido su seguridad y confianza”, agregó Pozo.

Durante el taller las participantes conocieron los mecanismos legales y normativos para la igualdad de oportunidades y a partir de sus propias vivencias identificaron las situaciones de discriminación necesarias de revertir en base a propuestas que fueron dialogadas y construidas participativamente.

16 de Abril 2012

 

 

La futura tarea de las feministas

AWID, la Asociación por los Derechos de las Mujeres en el Desarrollo, realizó su 12 Foro “Transformando el poder económico para el avance de los derechos de las mujeres”, que tuvo lugar en Estambul (Turquía) la semana pasada, en el marco de su 30 aniversario. A continuación la presentación de Virginia Vargas, del Centro Flora Tristán, durante la plenaria final.


Sesión plenaria final: La tarea que tenemos por delante

Llegamos al final de este intenso y muy rico Foro. Gracias a  AWID por tan intenso trabajo y a las compañeras feministas turcas y kurdas por su tan calurosa acogida. En esta plenaria de cierre del Foro es difícil trasmitir un balance de estos días, todas  nuestras visiones son sin duda parciales, correspondiendo a los espacios y temas que cada una de nosotras fue abordando, o intercambiando. Les ofrezco acá mi visión:

I.    Una de las ıdeas fuerza que han rondado muchas de las reflexıones del Foro es que estamos en otro momento.  El ya asumıdo dıagnostıco que estamos viviendo una crisis múltiple ha dado paso a algunas  constataciones básicas.

1.    Está surgiendo una  nueva subjetividad, de resistencia, que alimenta también una nueva ética humana: la punta del iceberg de un proceso dramáticamente inhumano es el preguntarnos cómo seguir pasivamente aceptando un sistema que privilegia la producción de autos o armamentos  y que al hacerlo   produce un escándalo ético mayor: el hambre en el mundo, no por falta de alimentos, sino por acaparamiento, especulación y distribución selectiva de alimentos para la ganancia y no para la ciudadanía

2.    Por eso, este otro momento y esta nueva subjetıvıdad, como  quedó evıdencıado en varias de las sesiones,  está también alimentando un cambio de imaginación, cuya primera manifestación parece ser  la profunda crítica frente a un marco geopolítico que ha colocado el desarrollo como la única alternatıva.  Categoría capitalista eurocéntrica, pero posicionada como forma  universal  de vivir y sobrevivir en todo el planeta. Un desarrollo sustentado en el proceso de creciente acumulación por desposesión: de tierras, territorios, cuerpos, derechos, tanto de los seres humanos como de la naturaleza, poniendo en cuestión la sobrevivencia misma del planeta. En este panorama, no es cuestión de colocarle alternativas al desarrollo sino de  proponer alternativas al mismo desarrollo. En el sur y en el norte. Y tampoco es cuestión de maquillar de verde la exclusión y la desposesión, buscando dar valor mercantil a los bienes de la naturaleza, como pretende la propuesta del capitalismo verde, que será la alternativa del capital en Rio más 20. Y éste es también un escándalo ético mayor, que hay que resistir y condenar. Y reconocer también que ha estado poco presente como tema y horizonte, en este Foro.

Este modelo de acumulación por desposesión es el que está en crisis. La evidencia de ello y la búsqueda de alternativas no vienen por obra divina, sino por  la acción amplia, extendida, múltiple, local y global de los movimientos sociales, incluyendo significativamente los movimientos feministas de todo el mundo.  Y el itinerario es mayor: los movimientos indígenas, que aportan un nuevo horizonte de vida y relación entre las personas y la naturaleza, como es el contenido en  el horizonte del Buen Vivir; los movimientos de los indignados e indignadas, los movimientos de  las trabajadoras sexuales organizadas,  los movimientos transexuales, los y las discapacitadas, en fin, todas las voces  que surgen desde los márgenes del poder y exigen ser oídas. De acá surge un conocimiento que no está  -aún- en la academia, está más bien en calles y plazas, y la academia debe rápidamente ponerse al día.


II.    Desde esta perspectiva, una pista central que aporta este foro y que hay que seguir profundizando es el iluminar la conexión intrínseca entre economía y política, conexión debilitada por el capitalismo neoliberal, que ha subsumido la política en la economía, invisibilizándola, al priorizar la lógica y los intereses del mercado frente a la lógica y los intereses de las ciudadanías. A esta politización de  la economía ha contribuido sin duda la economía feminista, entre otras cosas, con su aporte de la economía del cuidado.


III.    Han surgido, y han estado presentes en este foro, nuevas categorías de reflexión y análisis, para recuperar la complejidad de la vida de las mujeres. Se ha hecho evidente que se requieren otros marcos conceptuales, otros ordenamientos sociales y políticos, otros acercamientos subjetivos y emocionales, otras formas de ampliar infinita y radicalmente la democracia.

1.    No es fácil ser feminista, decían ayer las compañeras en el panel, más bien es un peligro: por los avances de los fundamentalismos, por el peso del poder non sancto de las iglesias y religiones  en la política y en el cuerpo de las mujeres, por la persecución política e incluso asesinato de las defensoras de los derechos humanos de las mujeres… Pero tampoco es fácil si nos resistimos a conformarnos con un feminismo light, suave, complaciente con las instituciones globales, sin exigir su democratización, con las democracias realmente existentes, con  las leyes de igualdad, cuando invisibilizan la diferencia.

2.    Y es que esta nueva subjetividad de resistencia conlleva también una nueva ética del cuidado y de la convivencia. Permite la reinterpretación de la justicia socioeconómica, de la justicia sexual y de la justicia ecológica, colocándolas al centro de un nuevo paradigma humano. Lo que permite a  su vez recalificar a la democracia y la ciudadanía desde la diferencia. Es decir, la diferencia se ha constituido en uno de los ejes estructuradores de nuevas políticas económicas y nuevas políticas democráticas. Diferencias no solo de género, o más bien, de género en activa intersección con la raza/etnia, clase, orientación o disidencia sexual, habilidades especiales. Es decir, aterrizar el género en las experiencias, vivencias de exclusión, en los sufrimientos, esperanzas y luchas  concretas en las vidas de  las mujeres, iluminando así otras formas invisibles y persistentes de exclusión, e incorporando múltiples otros espacios políticos de trasformación.

3.    Y acá  se abre una gama de dimensiones de propuesta y de lucha de las actoras sociales. De las actoras, en sus luchas por la expansión de la democracia, como, dramáticamente, lo expresa la lucha de las feministas en la región MENA (Medio Oriente y  África del Norte),  pero no solo: también en las luchas por la soberanía alimentaria, por la defensa de la tierra y el territorio, por la sobrevivencia del planeta, por el reconocimiento de los cuerpos sexuales, desde la dignidad de los cuerpos desechados, violentados, devaluados, utilizados. Las luchas de las trabajadoras sexuales, de las/los trans, de las mujeres con habilidades especiales,  han sido también un aporte sustancial de este Foro, evidenciando  que no sólo es importante el reconocimiento de la diferencia, que no es suficiente apoyar las causas justas en silencio, como decían ayer  las actoras en el panel. El silencio es cómplice. Es necesario y éticamente urgente poner  el cuerpo al centro de la economía, la política, la  democracia. El cuerpo como portador de derechos: al placer, a la alimentación, al trabajo, a la no discriminación por el color de la piel, ni por la edad, tanto de las jóvenes que son el futuro, como de las viejas, que aportamos nuestras experiencias de lucha y resistencia.

4.    Una dimensión central en este proceso de reconocimiento de las diferencias es que  la construcción de alianzas  entre todas las expresiones de los movimientos se sustentan en el reconocimiento de la equivalencia de las luchas –donde todas cobran el mismo valor e importancia– pero también en el reconocimiento de las diferentes cuotas de poder y de visibilidad que las actoras y sus luchas conllevan.

Es sobre estas bases que podemos imaginar ese otro mundo posible que propone el Foro Social Mundial. Es sobre esta base que se recupera y construye el internacionalismo feminista conteniendo y respondiendo a las exigencias de este nuevo momento histórico. Pero es un internacionalismo intercultural, entre visiones,  cosmovisiones  y culturas diversas, desde las cuales las múltiples experiencias y saberes feministas y de las mujeres pueden encontrar su justo reconocimiento, equilibrio y valoración.


Virginia Vargas
Centro Flora Tristán
Articulación Feminista Marcosur


Estambul, 23 de abril 2012

Centro de la Mujer Peruana Flora Tristán - Parque Hernán Velarde No 42 Lima 1, Lima-Perú. Tel. (51-1) 433 1457, fax (51-1) 433 9500, E-mail: postmast@flora.org.pe
ONG con Status Consultivo Especial ante el Consejo Económico y Social (ECOSOC) de Naciones Unidas