Programas

Mujeres productoras rurales de macro región sur piden atención estatal a sus propuestas

Sembrar y producir alimentos a más de tres mil metros sobre el nivel del mar en condiciones adversas, agravadas por heladas, inundaciones y granizadas por efecto del cambio climático, es el día a día de las productoras rurales de la macro región sur, quienes demandaron al Estado la atención de su Agenda para superar la pobreza y exclusión en las que se encuentran.

Fue en el foro realizado en Arequipa por el Día Mundial de la Mujer Rural que se conmemora hoy 15 de Octubre y que contó con el testimonio de Leonor Yapo Larico (Arequipa), Tomasa Inquillay Ayma (Cusco) y Ricardina Bedoya Meneses (Puno). Ellas se dedican a la pequeña agricultura y contaron cómo los embates de la naturaleza disminuyen su producción, los alimentos para ellas y sus familias, incrementa la pobreza y empeora la desatención a su salud física y mental.

El evento lo organizó el Centro de la Mujer Peruana Flora Tristán junto con el gobierno regional de Arequipa y la Red Mujer Rural de la región en el marco del proyecto Justicia Climática, Seguridad Alimentaria y Mujer Rural que gestiona la institución feminista con el apoyo de la Comunidad de Gipuskoa (España).

Leonor Yapo

“La helada quemó el orégano que estábamos cultivando y nos quedamos sin poder comercializar, sin recursos para cubrir nuestras necesidad, por esa razón los hombres se van a las ciudades en busca de ingresos económicos y las mujeres nos quedamos a cargo del trabajo en la chacra trabajando desde las dos o tres de la mañana cuando no hay agua”, refirió Leonor Yapo, de la provincia de Caylloma.

Por su parte Tomasa Inquillay criticó la deficiente labor de las autoridades que hasta ahora no han asegurado las defensas ribereñas del río Lucre que al desbordarse en el 2010 se llevó su casa y sus cultivos, como sucedió con todas las mujeres de la comunidad de Yanamanchi.

A Ricardina Bedoya, de la comunidad campesina de Arboleda, las aguas de la laguna Umayo sumergieron sus cultivos de papa, quinua, cebada y oca de la campaña agrícola 2011-2012 dejándola sin alimentos y sin forraje para sus animales pues los pastizales se pudrieron de raíz.

Estos tres emotivos testimonios también demostraron la voluntad de las mujeres por salir adelante. Para ello cuentan con una Agenda de propuestas que demanda a las autoridades locales, regionales y nacionales considerar el impacto diferenciado por género del cambio climático, el desarrollo de la pequeña agricultura, y políticas para superar su situación de postergación.

Esta Agenda es producto del trabajo colectivo de las productoras rurales y plantea medidas para mejorar su acceso a los recursos productivos como tierra y agua, garantizar la seguridad alimentaria, el reconocimiento a su trabajo productivo y de cuidado, mejorar su calidad de vida así como la comercialización de sus productos.

El documento lo presentó Maribel Chalco, joven productora rural de Quispicanchis, Cusco, integrante de la Escuela Agroecológica que impulsa el Centro Flora Tristán. Entre las propuestas destacan que los gobiernos locales desarrollen programas de capacitación en tecnologías agrícolas y de riego a las productoras rurales para mejorar sus prácticas de manejo del agua, y el fomento de mercados diferenciados de productos orgánicos a precio justo, acompañado de asistencia técnica en comercialización.

Tomasa Inquillay

También, el fomento de la producción y consumo de productos orgánicos andinos, la formación de bancos locales de semillas recuperando las prácticas ancestrales de las mujeres, e incorporándolas en su administración. Igualmente, servicios de salud y de atención y prevención de la violencia de género, con personal capacitado para un trato respetuoso de su identidad y cultura.


Arequipa, 15 de octubre 2012

Maribel Chalco y Ricardina Bedoya

Seguridad y soberanía alimentaria frente al cambio climático Propuestas desde las productoras rurales de la Macro Región Sur

Mujeres de Arequipa, Cusco y Puno darán testimonio sobre los efectos del cambio climático en sus economías, calidad de vida y su salud física y mental, y presentarán su Agenda de propuestas a las autoridades, sociedad civil y medios de comunicación en un Foro Público a realizarse el lunes 15 de Octubre, en que se conmemora el Día Mundial de la Mujer Rural.

El evento es organizado por el Centro de la Mujer Peruana Flora Tristán, el Gobierno Regional de Arequipa y la Red Mujer Rural de Arequipa, con la finalidad de dar visibilidad a la realidad de las mujeres rurales de la macro región sur, quienes se dedican principalmente a la pequeña agricultura en un contexto de amenaza por el fenómeno del cambio climático.

El evento a iniciarse a las 9.00 am en el Salón Mario Vargas Llosa del Gobierno Regional (San Francisco 308), será inaugurado por la presidenta del Consejo Regional, Soledad Fernández Mogrovejo, y contará con el testimonio de cuatro casos emblemáticos de cómo las heladas, lluvias e inundaciones están afectando cultivos, alterando la dinámica familiar y precarizando las condiciones de vida de las mujeres productoras rurales del sur del país.

Leonor Yapo (Arequipa), Felícitas Quispe Pucha (Cusco), así como Ricardina Bedoya y Elizabeth Pacompia (Puno), testimoniarán sobre las consecuencias de los eventos climáticos en sus vidas y desarrollarán su Agenda de propuestas dirigida a los gobiernos locales, regionales y nacional.

El cambio climático, ocasionado por la actividad humana que altera la composición de la atmósfera a nivel mundial debido al uso indiscriminado de los recursos naturales, afecta a las poblaciones en distintos territorios. Sin embargo, es importante tener en cuenta que su impacto  entre mujeres y hombres es diferenciado.

La situación de desventaja de las mujeres, su estrecha relación con los recursos naturales y su dependencia de la pequeña agricultura son factores que agravan en ellas los efectos de la alteración del ciclo del agua, heladas, sequías y erosión de suelos, producto de este fenómeno mundial. En consecuencia, se profundizan las desigualdades sociales y de género que les impide el ejercicio de sus derechos humanos.

La Agenda de propuestas de las productoras de la Macro Región Sur será comentada por el panel conformado por Tania Villafuerte, funcionaria del gobierno Regional de Cusco, y por Julio Vicente Salas, gerente de Agricultura del gobierno Regional de Arequipa. La moderación estará a cargo de Gladys Suárez, coordinadora de la Red Arequipa.

Blanca Fernández, coordinadora del Programa de Desarrollo Rural del Centro de la Mujer Peruana Flora Tristán, quien dará las palabras de bienvenida al evento, destacó la importancia de que en una fecha central para las mujeres rurales como es el 15 de Octubre, se ponga en la agenda pública aspectos relacionados a su realidad, demandas y propuestas.

“Esperamos que la atención trascienda a este día y las autoridades tomen medidas sostenibles para contribuir al desarrollo de las mujeres rurales y avanzar hacia el fortalecimiento de sus competencias para la mitigación y adaptación ante el cambio climático”, puntualizó.

El Foro Público será clausurado por Carlos Quiroz, responsable de la oficina de Asuntos Sociales del Gobierno Regional de Arequipa.


13 de Octubre 2012

15 de Octubre Día Mundial de la Mujer Rural. Incorporar sus aportes para un Perú inclusivo e intercultural

En el marco de las celebraciones por el Día Mundial de la Mujer Rural que se conmemora este 15 de octubre, el Centro de la Mujer Peruana Flora Tristán hace llegar sus saludos a las mujeres rurales de nuestro país, en reconocimiento al incansable trabajo que llevan a cabo y a su aporte al desarrollo económico, social y cultural.

Ellas cultivan la tierra, crían animales mayores y menores, transforman los alimentos que producen, los llevan al mercado, reciben a los visitantes en sus casas, comparten sus costumbres, venden su fuerza de trabajo, curan con plantas medicinales, conservan la biodiversidad y poseen conocimientos y saberes ancestrales. Sin embargo, a pesar de los esfuerzos de muchas instituciones y de ellas mismas, aún no reciben el reconocimiento y valor que les corresponde.

Por el contrario, realizan sus actividades en un espacio territorial que todavía les es adverso, donde la exclusión social, étnica y de género son los componentes principales y en el que la pobreza no ha podido ser revertida. En las regiones andinas y amazónicas rurales no se ha superado el abandono histórico en cuanto a políticas de estado, y la peruana sigue siendo una sociedad etnocéntrica y no intercultural como pretendemos.

Las mujeres rurales en su compleja diversidad aportan a nuestro país como lo hacen las pequeñas productoras que cultivan sus tierras con sus conocimientos ancestrales, que alimentan a las ciudades y que desde sus organizaciones locales y nacionales presentan propuestas que deben ser atendidas por el gobierno.  Frente a realidades adversas hacen posible que disfrutemos de aquella riqueza de la que nos orgullecemos, y que proponen el  bienestar en armonía con la naturaleza.

Son ellas las que con la producción de alimentos llegan a nuestros hogares, que sin embargo  al salir al mercado reciben precios muy bajos por sus productos, son las que hacen el enorme esfuerzo por mantener cultivos libres de transgénicos, pero que se ven desprotegidas frente a la  competencia que sacrifica calidad por cantidad. Son ellas las que se vienen organizando para pedir leyes que favorezcan a las y los pequeñas/os agricultoras/es.

Como integrantes de organizaciones regionales y nacionales han logrado ver su problemática integralmente, como productoras, pero también como mujeres ciudadanas que exigen el derecho a vivir una vida libre de violencia, el respeto  a su salud sexual y reproductiva y  participar políticamente en el desarrollo de sus comunidades y regiones.

Son pues las voces de las mujeres rurales las que queremos que sean escuchadas, y que la respuesta vaya más allá de un saludo y promesas por este día. Voces que deberían ser atendidas prontamente si deseamos un país inclusivo e intercultural.

15 de Octubre 2012


Cartas a Embajadas de Latinoamérica en el marco del 28 de setiembre, Día por la despenalización del aborto en América Latina y El Caribe.

La Campaña 28 de Setiembre, Día por la Despenalización del Aborto en América Latina y El Caribe, envío cartas a las Embajadas de países de Latinoamérica, donde existen puntos focales de la Campaña, que cuentan con leyes restrictivas sobre el aborto, como es el caso de Honduras, El Salvador, Chile, Nicaragua y República Dominicana; y donde se corre el riesgo de retroceso en su legislación, como viene ocurriendo en España.

En el Perú dicha carta fue enviada el mismo 28 de setiembre y cuenta con las adhesiones de diversas organizaciones feministas, de derechos humanos, además de adhesiones a título individual.

Carta a la Embajada de España en Perú

Carta a la Embajada de Honduras en Perú

Carta a la Embajada de El Salvador en Perú

Carta a la Embajada de República Dominicana en Perú

Carta a la Embajada de Nicaragua en Perú

Carta a la Embajada de Chile en Perú

 

Para mayores adhesiones escribir al correo This e-mail address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it

Comenzó Campaña de recolección de firmas para despenalización del aborto por violación

Organizaciones feministas lanzan cruzada nacional: “No le quitemos su derecho a decidir, firmemos su libertad”

Las seis principales organizaciones feministas del país se unieron en el marco del 28 de septiembre, “Día por la despenalización del aborto”, para anunciar el inicio de la campaña nacional para la recolección de firmas con el propósito de presentar un proyecto de ley para despenalizar el aborto en casos de violación.

La violencia sexual en el país es alarmante. Según las últimas investigaciones[1], el Perú es el país con más denuncias por violación sexual de Sudamérica, y ocupa el puesto 16 en el mundo. Las cifras siguen siendo escalofriantes: el 78% de víctimas de violación sexual son menores de edad. Y el 5 % de ellas sale embarazada.

La violencia sexual se incrementa y los embarazos forzados también. Estas situaciones que vienen generando una ola de violencia, principalmente contra las mujeres, tiene su razón de ser en el machismo institucionalizado que se vive en el país. En promedio, 10 mujeres son asesinadas por sus parejas y ex parejas mensualmente y se producen más de 300 mil abortos clandestinos e inseguros en el Perú cada año.

La campaña está impulsada por la articulación feminista integrada por el Centro de la Mujer Peruana Flora Tristán, Manuela Ramos, Demus, Católicas por el Derecho a Decidir-Perú, Cladem y Promsex.

Rossina Guerrero, directora de PROMSEX, dijo que es “urgente que no esperemos que los cambios sucedan sino propiciarlos. No podemos seguir sin hacer nada ante una ley que criminaliza a las mujeres que interrumpen un embarazo, en este caso, luego de ser violadas”.

“Para lograr ello, presentaremos un proyecto de ley acompañado por las firmas de miles de ciudadanas y ciudadanos, que apoyan esta demanda con el fin de que el actual congreso de la república discuta y apruebe la despenalización del aborto por violación sexual”, dijo Guerrero.

Las integrantes de la articulación feminista consideraron que la inacción del gobierno es una falta de respeto a las mujeres que, víctimas de una violación sexual, se ven luego legalmente impedidas de tomar una decisión sobre qué hacer con su vida.

Para Gaby Cevasco, del Centro de la Mujer Peruana Flora Tristán, la despenalización del aborto es una demanda histórica de las feministas peruanas y que demandar la despenalización del aborto en caso de violación es una medida urgente, ante la violencia sexual que viven las mujeres de todas las edades. Se calcula que cada día, 20 mujeres son violadas en el Perú, producto de la inseguridad y del machismo imperante en el país.

En ese sentido, la directora de Demus, Jeannette Llaja, reveló, durante su discurso, más cifras alarmantes: según un estudio de la OMS-CMP Flora tristán y U. Cayetano Heredia, realizado en Lima y Cusco, una de cada cinco mujeres menores de 15 años ha sufrido violencia sexual por parte de un familiar cercano; el estudio revela además que 1 de cada diez mujeres mayor de 15 años ha sido violada. Llaja recordó que, según el presidente de la Corte Suprema, Cesar San Martín, el 90 % de casos de violación queda impune.

El lema de la campaña es “No le quitemos su derecho a decidir, firmemos su libertad”.



[1] Mujica Jaris, Violaciones sexuales en el Perú 2000-2009. Un informe sobre el estado de la situación.


Centro de la Mujer Peruana Flora Tristán - Parque Hernán Velarde No 42 Lima 1, Lima-Perú. Tel. (51-1) 433 1457, fax (51-1) 433 9500, E-mail: postmast@flora.org.pe
ONG con Status Consultivo Especial ante el Consejo Económico y Social (ECOSOC) de Naciones Unidas