22 de abril Día de la tierra

Mujeres rurales defensoras de los derechos de la tierra

En el Día Mundial de la Tierra el Centro Flora Tristán hace llamado a reconocer el aporte cotidiano de las mujeres rurales a la conservación de la biodiversidad, necesaria para cuidar la naturaleza y proteger a la madre tierra de la sobre explotación de sus recursos que está poniendo en riesgo la vida humana y de las diferentes especies.

Con su participación en el desarrollo de la agroeocología en sus comunidades, las mujeres productoras del país están restaurando ecosistemas y aportando a la sostenibilidad del planeta que se encuentra bajo diversas amenazas como el cambio climático, resultado de un modo de organización económico global que está causando daños ambientales irreparables y golpeando los derechos humanos, en particular los de las mujeres agricultoras.

“Si queremos tener como horizonte un futuro sostenible, es urgente y necesario garantizar los derechos de las mujeres rurales, quienes son valiosas actoras de cambio Desde su labor en el campo con el impulso de la agroecología están recuperando las fuentes de agua y los suelos con la siembra de especies nativas que aportan a revitalizar los ecosistemas”, manifestó Elena Villanueva, del Programa de Desarrollo Rural de la institución feminista.

Explicó que con el proyecto “Productoras rurales andinas de Cusco-Perú empoderadas generan cambios en sus comunidades por la sostenibilidad ecológica y sus derechos frente a la emergencia climática y sanitaria” que auspician la Agencia Vasca de Cooperación y la institución Mugen Gainetik, han podido constar las contribuciones que las mujeres vienen realizado.

“Recuperando sus saberes ancestrales y como parte de su cosmovisión de armonía con su entorno, están impulsando que la relación equilibrada con la madre tierra y la naturaleza sea parte de la visión política de las autoridades locales, junto con el desarrollo de iniciativas que den garantía a sus derechos como mujeres productoras rurales”, sostuvo Villanueva.

No será posible –añadió- garantizar un futuro sostenible en nuestra gran casa, la tierra, si es que se deja pendiente la obligación y responsabilidad de cerrar las múltiples brechas de género que afectan los derechos de las mujeres rurales y recortan sus oportunidades de realización ciudadana plena tanto a nivel individual como comunitaria.

Diversos estudios han aportado evidencia de la forma en que el actual modelo de producción y consumo causante de desigualdad, injusticia climática y mayor violencia a las mujeres, está deteriorando la naturaleza y los derechos, haciendo de la tierra un lugar en grave riesgo.

En ese grave contexto, las mujeres productoras agroecológicas están asumiendo el desafío de restaurar elementos de la naturaleza para aportar a que se sostenga la vida en el planeta.

“Podemos decir que ellas, cotidianamente, están en la práctica, con su trabajo en la pequeña agricultura, defendiendo los derechos de la naturaleza y de la madre tierra, pese a lo cual el Estado mantiene deudas históricas que deben ser saldadas ya. Las autoridades de todos los niveles deben recordar que no habrá futuro sostenible sin igualdad de género y reconocimiento a los derechos de las mujeres rurales”, remarcó Villanueva.

Abril 2022

 

Centro de la Mujer Peruana Flora Tristán - Parque Hernán Velarde No 42 Lima 1, Lima-Perú. Tel. (51-1) 433 1457, fax (51-1) 433 9500, E-mail: postmast@flora.org.pe
ONG con Status Consultivo Especial ante el Consejo Económico y Social (ECOSOC) de Naciones Unidas