Fortalecer la prevención y atención de la violencia a mujeres rurales un compromiso pendiente

Fortalecer la prevención y atención de la violencia a mujeres rurales un compromiso pendiente

En este 25 de Noviembre, Día Internacional para la Eliminación de la Violencia Contra la Mujer, el Centro Flora Tristán respaldó las propuestas de la Asociación Provincial de Mujeres Ecológicas de Quispicanchi (APPEQ), que demandan a las autoridades acciones urgentes a nivel de las comunidades campesinas y gobiernos local y regional.

 

La institución feminista, con más de 40 años de trabajo por la igualdad de género y derechos de las peruanas, llamó la atención sobre el alto índice de violencia contra las mujeres en el país, que alcanza al 55% de la población femenina según la ENDES 2020 del Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI).

“Sin embargo debemos tener en cuenta que esta información nos muestra solo el iceberg del problema porque hay un alto subregistro, miles de mujeres no denuncian la violencia por desinformación, temor o vergüenza, y porque los espacios de atención previstos por el Estado están lejanos de las comunidades campesinas y no responden a sus demandas y características culturales”, indicó Elena Villanueva, del Programa de Desarrollo Rural del CMP Flora Tristán.

Socióloga de profesión, Villanueva explicó que justamente la Agenda Climática y de Derechos de la APPEQ plantea que los servicios lleguen hasta las propias comunidades y que contemplen la promoción de la salud mental, la sensibilización sobre la igualdad entre mujeres y hombres, y capacitación a las dirigencias comunales. “Y algo muy importante, esta labor debe ser bilingüe, tanto en las lenguas originarias de la población como en castellano”, remarcó.

La APPEQ es una organización de la provincia de Quispicanchi (Cusco), que agrupa a mujeres de la agricultura familiar. Promueve los derechos económicos a través de la comercializan de su producción agroecológica y también el de gozar una vida libre de toda forma de violencia basada en el buen trato y respeto entre mujeres y hombres. “Ellas quieren igualdad para el buen vivir”, precisa Villanueva.

La violencia contra las mujeres rurales sigue siendo una asignatura pendiente para el Estado. La ENDES 2020 reveló que las mujeres con autoidentificación indígena, quienes residen en su gran mayoría en zonas rurales del país, registraron hechos de violencia en un 54%.

La APPEQ plantea que los servicios del Estado frente a la violencia, ya sean del gobierno local o del ente rector el Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables (MIMP), se brinde a través de personal que domine el quechua y que lo haga desde el respeto a sus derechos y culturas.

“Las mujeres rurales enfrentan los impactos de la desigualdad que se profundizan por los efectos del cambio climático y de la pandemia, lo hacen desde sus saberes ancestrales y su deseo de realizar sus propios proyectos de vida, distintos de los de muchas de sus antepasadas que por patrones culturales patriarcales convivieron con la violencia en todo su ciclo vital”, sostiene Villanueva.

En ese sentido, subrayó la importancia de que desde los diferentes niveles del Estado y la sociedad se reconozca el rol protagónico de las mujeres rurales en las áreas productivas y del cuidado, que contribuyen a sostener la biodiversidad, el tejido comunitario y las condiciones que hacen posible la vida.

Y del reconocimiento –añadió- pasar a la acción, al mejoramiento de las políticas públicas para desmontar las desigualdades estructurales que las mantienen en la postergación, y erradicar la violencia que afecta a más de la mitad de ellas.

El Programa de Desarrollo Rural del Centro Flora Tristán viene ejecutando el proyecto “Productoras rurales andinas de Cusco (Perú) empoderadas lideran cambios para asegurar la sostenibilidad ecológica de sus comunidades frente al cambio climático” que cuenta con el apoyo de la Agencia Vasca de Cooperación y de la institución Mugen Gainetik.

La iniciativa se desarrolla en seis comunidades campesinas de la provincia de Quispicanchi.

 

Centro de la Mujer Peruana Flora Tristán - Parque Hernán Velarde No 42 Lima 1, Lima-Perú. Tel. (51-1) 433 1457, fax (51-1) 433 9500, E-mail: postmast@flora.org.pe
ONG con Status Consultivo Especial ante el Consejo Económico y Social (ECOSOC) de Naciones Unidas