Erradicar brechas y discriminaciones para el desarrollo sostenible

 

Erradicar brechas y discriminaciones para el desarrollo sostenible

Productoras rurales entregan propuestas a ministra del Ambiente y autoridades regionales

Cusco 18 Oct.- La ministra del Ambiente Fabiola Muñoz, destacó el trabajo y aporte de las mujeres productoras rurales frente al cambio climático en un contexto de discriminación y violencia, y les hizo un llamado a convencer a otras, especialmente jóvenes y niñas, a seguir esforzándose por lograr el ejercicio de sus derechos.

Fue durante su participación en el foro público organizado por el Centro de la Mujer Peruana Flora Tristán, Mujeres rurales y cambio climático; aportando al desarrollo sostenible con equidad, que inició en el local del DIRCETUR con las palabras de bienvenida de la directora de la institución feminista, Liz Meléndez López.

En el evento las productoras entregaron a la ministra Muñoz las propuestas de su Agenda Climática.

La presidenta de la Asociación Provincial de Productoras Ecológicas de Quispicanchi (APPEQ), Pascuala Ninantay, de la comunidad de Huasao, del distrito de Oropesa, puso la agenda en manos de la titular del MINAM y del presidente regional Jean Paul Benavente, también presente en el foro.

La lideresa explicó que sus propuestas giran sobre cinco ejes prioritarios: derecho al igual acceso a la tierra, agua y semillas; al reconocimiento de su aporte a la seguridad y soberanía alimentaria; al logro de su autonomía económica; a la valoración de su trabajo productivo y de cuidados; y a la garantía de sus derechos a salud, educación y una vida libre de violencia de género.

Entre las propuestas están el asegurar la titularidad de las tierras a las mujeres, incluyendo a las solteras, viudas, en convivencia y madres solas; concretar proyectos de siembra y cosecha de agua en base a sus saberes ancestrales, considerando sus necesidades y garantizando su participación activa; diversificar la pequeña agricultura con enfoque agroecológico y de género; e incorporar en las políticas públicas sus saberes y experiencias en la producción agrícola, reconociendo y protegiendo su conocimiento que mantiene y enriquece la biodiversidad.

Igualmente, promover ferias agroecológicas y puestos en los mercados para la venta de sus productos a precios justos; erradicar el analfabetismo y garantizar la permanencia de sus hijas en las instituciones educativas; brindar servicios públicos de salud con respeto a sus derechos y cultura; prevenir el embarazo y maternidad forzada de las niñas y adolescentes e informar sobre las normas para el aborto terapéutico que se practica para evitar daños irreparables en la salud; asegurar que los servicios de prevención, atención y erradicación de la violencia a las mujeres e integrantes del grupo familiar lleguen a las comunidades; educar sobre el respeto entre hombres y mujeres en los colegios, sensibilizar sobre la igualdad de género como medio para el buen vivir.

La ministra Muñoz, saludó las propuestas de la APPEQ y sostuvo que para avanzar hacia el desarrollo sostenible es necesario su participación en condiciones de igualdad en el diseño y aplicación de políticas en todos los niveles de decisión, y que en ese aspecto es necesario que el Estado les garantice el derecho a expresarse en su lengua materna, es decir con enfoque intercultural y de respeto a las diferencias.

La titular del Ambiente se refirió a distintas discriminaciones que obstaculizan su participación y ejercicio de derechos entre los que mencionó la desigual distribución de las responsabilidades familiares y la invisibilización del aporte de su trabajo en el sostenimiento de las familias y de los recursos naturales.

Hizo una invocación a erradicar patrones culturales que reproducen las desigualdades de género en distintos espacios y ámbitos y que dan lugar muchas veces a la violencia hacia las mujeres.

“No podemos tener desarrollo sostenible con violencia”, remarcó. Y dijo que para el gobierno peruano es una prioridad enfrentar este problema.

Manifestó que el cambio climático le exige al Estado ser más consciente de las diferencias de género para que el acceso a la tierra y los recursos naturales sea en condiciones de igualdad.

En el foro también se hizo el lanzamiento de la marca de hortalizas agroecológicas Pacharuru de la APPEQ, organización que está siendo fortalecida en sus capacidades con el acompañamiento del Centro Flora Tristán.

El Centro Flora Tristán está contribuyendo a la gestión sostenible de los recursos productivos de las mujeres de los distritos de Andahuaylillas, Cusipata, Huaro, Oropesa, Quiquijana y Urcos (Quispicanchi) ante la realidad del cambio climático. Igualmente, a su seguridad alimentaria y a la canalización de sus propuestas en sus municipios.

Actualmente ellas cuentan con 80 biohuertos y sistemas de riego tecnificado, producción de 17 variedades de hortalizas libre de químicos cuyos excedentes están vendiendo de cara a su autonomía económica e incremento de su capacidad de decisión en los ámbitos privado y público.

El Centro de la Mujer Peruana Flora Tristán viene acompañando este proceso como parte de su proyecto Productoras rurales empoderadas de Cusco gestionan de manera sostenible sus unidades productivas aportando al desarrollo local equitativo con justicia climática que cuenta con el apoyo de la Cooperación Vasca y de la institución Mugen Gainetek.

Este proyecto es parte de su apuesta institucional para contribuir a cerrar las brechas de género en el mundo rural, en particular entre las mujeres vinculadas a la pequeña agricultura, y aportar así al ejercicio de sus derechos humanos.


Centro de la Mujer Peruana Flora Tristán - Parque Hernán Velarde No 42 Lima 1, Lima-Perú. Tel. (51-1) 433 1457, fax (51-1) 433 9500, E-mail: postmast@flora.org.pe
ONG con Status Consultivo Especial ante el Consejo Económico y Social (ECOSOC) de Naciones Unidas