Apuesta feminista por los derechos de las mujeres y la sostenibilidad de la vida

puesta Feminista por los Derechos de las Mujeres y la Sostenibilidad de la vida

 


Lima 19 Dic.- Iniciar el trabajo de promoción de nuevas masculinidades en zonas rurales y consolidar la propuesta de educación feminista a través de la Escuela Agroecológica de Productoras Rurales, son parte de los logros alcanzados por el Programa de Desarrollo Rural (PDR), de Centro de la Mujer Peruana Flora Tristán.

Así lo sostuvo Elena Villanueva, socióloga integrante del PDR y responsable del proyecto orientado a promover el empoderamiento económico de las mujeres productoras rurales y su aporte al desarrollo sostenible y la justicia climática en seis distritos de la provincia de Quispicanchi, en Cusco, que cuenta con el apoyo del gobierno vasco y de la institución Mugen Gainetek.

“En el marco del proyecto hemos consolidado el equipo del PDR, somos profesionales de distintas disciplinas sumando al mismo objetivo; contamos con una ingeniera agrónoma, abogada, bióloga, comunicadora y socióloga con experiencia en el trabajo con mujeres rurales adultas. Además, hemos tenido la participación de una ingeniera forestal, experta de la organización española Mugen”, dijo.

Consideró importante el inicio del trabajo directo con hombres, en este caso las parejas de las productoras, para promover cambios en los patrones de género y cuestionar la masculinidad hegemónica.

“Constatar cambios en las actitudes de los hombres que reconocen el valor del trabajo productivo y reproductivo de las mujeres –remarcó-, y su compromiso para involucrarse por igual en las responsabilidades de cuidado, es avanzar hacia procesos sostenibles para alcanzar relaciones de género donde el poder sea compartido”.

Elena Villanueva explicó también que las Escuelas Agroecológicas constituyen una estrategia institucional de Flora Tristán para responder a la necesidad de las mujeres agricultoras en situación de desigualdad social y de género de acceder a oportunidades de capacitación y asistencia técnica. Ellas encuentran un espacio que las fortalece –agregó- y que contribuye a su desarrollo personal y colectivo.

Valoró que el fortalecimiento de capacidades de las mujeres redunde en su ejercicio ciudadano y en la sostenibilidad de la Asociación Provincial de Productoras Ecológicas de Quispicanchi (APPEQ), pues las integrantes de la Escuela se suman a esta organización productiva que busca canalizar la producción orgánica de las mujeres y promover sus derechos económicos, a la salud y vida sin violencia en el contexto de cambio climático.

“Es un semillero para avanzar hacia un movimiento regional y nacional de mujeres que amplíe la práctica agroecológica para la soberanía y seguridad alimentaria, y aportar a la sostenibilidad de la vida con nuevos modelos de producción y consumo”, manifestó.

De cara al 2019, colocó como desafíos mantener la capacidad de respuesta institucional a los nuevos desafíos que trae el cambio climático al impactar directamente en las mujeres e incrementar las diferentes vulnerabilidades que enfrentan.

“Somos una institución feminista y como programa nuestra respuesta también lo es frente a los eventos naturales que el cambio climático incrementa en intensidad y frecuencia y que golpea con mayor dureza a las mujeres, sobre todo de zonas altamente vulnerables como son las rurales con fuente presencia de la pequeña agricultura”, dijo.

Villanueva puso énfasis en la labor del Centro Flora Tristán como una organización feminista sensible a esta realidad que trabaja por la sostenibilidad de la vida como parte de sus compromisos instituciones.


Centro de la Mujer Peruana Flora Tristán - Parque Hernán Velarde No 42 Lima 1, Lima-Perú. Tel. (51-1) 433 1457, fax (51-1) 433 9500, E-mail: postmast@flora.org.pe
ONG con Status Consultivo Especial ante el Consejo Económico y Social (ECOSOC) de Naciones Unidas