DDHH de las mujeres rurales y agroecología se dan la mano frente al cambio climático

DDHH de las mujeres rurales y agroecología se dan la mano frente al cambio climático

Cusco 15 Agosto.- Seguridad y mayor autoestima para decidir con autonomía en sus hogares y espacios comunales vienen logrando las 80 productoras integrantes de la Escuela Agroecológica del Centro Flora Tristán quienes son parte del proceso de formación en género, derechos y agroecología como parte del proyecto auspiciado por la cooperación vasca para el desarrollo y la organización española Mugen Gainetik.

La intervención denominada “Productoras rurales empoderadas de Cusco gestionan de manera sostenible sus unidades productivas aportando al desarrollo local equitativo con justicia climática” involucra a mujeres de comunidades de seis distritos de Quispicanchi dedicadas a la pequeña agricultura.

Como resultado de la intervención, las 80 productoras provenientes de Andahuaylillas, Cusipata, Huaro, Oropesa, Quiquijana y Urcos conocen las técnicas agroecológicas para el uso sostenible del suelo, agua y semillas, y cuentan con un fitotoldo y un módulo de riego tecnificado para producir en mejores condiciones y diversificar sus cultivos, lo que fortalece sus capacidades para adaptarse al cambio climático.

“Con el fitotoldo nuestros sembríos estarán protegidos de las heladas, del granizo de los ventarrones, y con el abono y biol natural que nosotras mismas hacemos mantendremos sanas las plantitas porque con esto del cambio climático rápido se pierden”, refiere Josefina Ccorihuamán, de la comunidad de Huasao.

Su compañera de la comunidad de Tiomayo, Marcelina Quispe, agrega que valoran especialmente esta obra lograda gracias al proyecto, porque protegerán su salud. “Es duro estar trabajando bajo el sol o bajo el frío helado, aquí adentro nos sentimos más seguras”, afirmo. Los fitotoldos tienen una extensión de cincuenta metros cuadrados y han sido construidos por las productoras y sus familias, y en trabajo comunal, con la asistencia técnica del proyecto.

En esta intervención también se están fortaleciendo las capacidades de las lideresas de la Asociación Provincial de Productoras Ecológicas de Quispicanchi (APPEQ), creada en el año 2012 con la finalidad de contribuir a la promoción de los derechos de las mujeres productoras, de fomentar la agricultura orgánica y contribuir a la ampliación de mercados para sus productos saludables.

“Nosotras aspiramos a que se reconozcan nuestros conocimientos y trabajo en el campo, y el aporte que hacemos a la seguridad alimentaria, ¿y cómo? pues convirtiendo nuestras propuestas en proyectos productivos sostenibles. Hacemos un llamado a nuestras autoridades locales para que se comprometan con el avance de las mujeres rurales y eso pasa por erradicar la violencia que en todas sus formas sufrimos las mujeres”, sostuvo Pascuasla Ninantay, presidenta de la organización.

La APPEQ es una organización productiva que apuesta por el desarrollo sostenible con equidad en la provincia de Quispicanchi, en base al ejercicio de los derechos de las mujeres productoras rurales y al reconocimiento de sus aportes frente al cambio climático, la seguridad y soberanía alimentaria, y el acceso, uso y control de sus tierras, agua y semillas.

Los impactos del cambio climático no afectan a todas las personas por igual, el factor territorial y la pobreza son agravantes álgidos, siendo las mujeres de zonas rurales las más perjudicadas debido a su postergación por la discriminación de género.

Centro de la Mujer Peruana Flora Tristán - Parque Hernán Velarde No 42 Lima 1, Lima-Perú. Tel. (51-1) 433 1457, fax (51-1) 433 9500, E-mail: postmast@flora.org.pe
ONG con Status Consultivo Especial ante el Consejo Económico y Social (ECOSOC) de Naciones Unidas