Segundo año de apuesta por la justicia climática y la seguridad alimentaria para las mujeres rurales

Con renovada convicción se vienen desarrollando las actividades del segundo año del proyecto Justicia Climática, Seguridad Alimentaria y Mujer Rural en las regiones de Cusco y Piura que gestiona el Centro Flora Tristán con el apoyo de la Comunidad de Guipúzcoa (España).

Una de las principales acciones ha sido el reinicio de la Escuela Agroecológica de Mujeres Rurales donde a lo largo del 2011 las productoras se capacitaron no solo en el manejo de nuevas tecnologías sino también en el conocimiento de sus derechos ciudadanos, pues para su empoderamiento no basta con ampliar sus destrezas técnicas ya que es fundamental transitar el camino de hacerse conscientes de su condición de personas con derechos.

En ese marco, se han realizado en el mes de febrero los talleres sobre el VII Módulo: Violencia hacia las mujeres y cambio climático tanto en Cusco (16 y 17) como en Piura (24 y 25) con la participación de 67 productoras quienes expresaron su satisfacción por los contenidos desarrollados que les resultan útiles para sus vidas.

Carmen Rosa Tito, productora de Cusco, destacó la importancia de que las mujeres se enteren de la magnitud de la violencia que las afecta, y de que ésta es una violación a sus derechos humanos. “Nosotras no debemos dejar que nadie nos abuse física, sexual ni emocionalmente, y si lo hacen pues debemos estar preparadas para actuar y denunciar”, remarcó.

“Al ser nuestra sociedad tan machista, hemos querido contribuir a la comprensión de las causas de la violencia y a develar los mitos que la justifican. También a consolidar la participación organizada de las productoras de la mancomunidad Causan Willcamayo (Quispicanchis) en sus estrategias frente al cambio climático”, afirmó Katherine Pozo, promotora local del Centro Flora Tristán.

En este módulo además de abordar el problema de la violencia por razones de género y los mecanismos de protección existentes, se tocaron temas referidos al cambio climático, adaptación y mitigación, y diseño predial, concepto este último muy valorado por las mujeres pues les aportó elementos para una planificación organizada y con proyección de sus parcelas.



Contra viento y crecida

Lo ocurrido en Piura es altamente destacable pues evidencia el deseo de superación de las mujeres y su identificación con las propuestas que la Escuela Agroecológica ha venido desarrollando.

Las productoras que llegaron de los distritos de Yamango, Santo Domingo, Santa Catalina de Mossa, Morropón, Frías y Chulucanas,  sortearon grandes obstáculos por los desbordes de ríos, aniegos de lodos, quebradas crecidas y daños en las carreteras a fin de participar en los talleres realizados en la biblioteca municipal de la provincia de Chulucanas.

La actual temporada de lluvias, exacerbada justamente por el cambio climático, ha devenido en incremento de caudales de ríos lo que origina dificultades para el desplazamiento tanto peatonal como en transporte motorizado, lo que sin embargo no amilanó a las mujeres productoras que hicieron uso de muchos recursos para trasladarse.

“Desde que salimos del caserío de Chaye Chico hasta que hemos llegado al taller han pasado  muchas horas, llegar ha sido muy accidentado y hasta nos dio miedo porque íbamos entre lluvias, baches, derrumbes y crecida de ríos, nos sudaban las manos y temblaban las piernas, pero dándonos ánimo hemos superado y llegado para el taller”, relataron Gladys y Zulema.

Everaldina Córdova contó que para llegar desde Yamango fue un sacrificio por la crecida de ríos que inclusive dificultaba el pase de los carros. “¡Hasta nos hemos subido sobre una cámara de llanta de camión!, pero todo vale si se trata de aprender”, agregó.

 

12 demarzo del 2012.

Centro de la Mujer Peruana Flora Tristán - Parque Hernán Velarde No 42 Lima 1, Lima-Perú. Tel. (51-1) 433 1457, fax (51-1) 433 9500, E-mail: postmast@flora.org.pe
ONG con Status Consultivo Especial ante el Consejo Económico y Social (ECOSOC) de Naciones Unidas