Productoras de Cusco y Piura se capacitan en comercialización y certificación orgánica

Son parte de la Escuela del proyecto Justicia climática, seguridad alimentaria y mujer rural


Alrededor de ochenta  productoras rurales de Cusco y Piura participaron del taller sobre Género, Comercialización y Certificación Orgánica donde reflexionaron sobre la importancia de su rol en la seguridad alimentaria, especialmente en este contexto de cambio climático.

Mujeres de seis distritos de las Mancomunidades Municipales Corredor Andino Central y Alto Vicùs, así como de los distritos de Lucre, Andahuaylillas, Huaro y Orepesa de la provincia de Quispicanchi que integran la Mancomunidad Cahusan Willcamayu, fueron las beneficiarias de la capacitación realizada este mes en sus respectivas regiones..

Las jornadas fueron parte de la Escuela Agroecológica de Productoras Rurales, actividad central de la estrategia formativa del proyecto Justicia climática, seguridad alimentaria y mujer rural que desarrolla el Centro de la Mujer Peruana Flora Tristán tanto en Piura como en Cusco.

“Ya hemos realizado tres talleres y estamos contentas con el grado de participación de las productoras rurales que van fortaleciendo sus competencias, quienes por la discriminación de género tienen menos oportunidades de acceder a capacitaciones lo que limita su desarrollo e independencia económica”, expresó Elena Villanueva del Programa de Desarrollo Rural del Centro Flora Tristàn, instancia que lidera esta esta iniciativa.

La Escuela se inició en el mes de enero con la finalidad de aportar a la visibilidad y reconocimiento de las mujeres en la producción agropecuaria, conservación de la biodiversidad y de sus conocimientos para enfrentar los efectos del cambio climático. “Con el proyecto estarán en mejores condiciones para gestionar iniciativas productivas adaptadas a este fenómeno con resultados positivos lo que redundará en una mejora de su calidad de vida y la de sus familias y comunidades”, remarcó la representante feminista.

¿Qué cualidades debe tener un líder o lideresa para impulsar la organización de productores/as ecológicos?, ¿Cuáles son los procesos para la comercialización orgánica asociativa?, ¿Cómo funciona el Sistema de Garantía Participativo de certificación de los productos agroecológicos?

En torno a estas preguntas giraron los temas del taller que incluyó prácticas de campo consistentes en la visita a dos ferias con el fin de evaluar el proceso de la comercialización de los productos en el caso de Cusco, y a una parcela de producción ecológica que comercializa en forma asociativa en el caso de Piura.

El taller estuvo bajo la responsabilidad del Centro Flora Tristán, de la Asociación Nacional de Productores Ecológicos (ANPE), Asociación Regional de Productores Ecológicos (ARPE-Cusco), y la Red Mujer Rural de Piura. Contó además con el apoyo de especialistas de la Dirección Regional de Agricultura de Cusco y de la Universidad Nacional de Piura.

“Ahora nos prepararemos para el cuarto taller sobre Género, Manejo y Conservación de Semillas que se realizará en junio”, adelantó Elena Villanueva, quien también informó que en las próximas semanas las participantes de la Escuela harán una Gira de Productoras con el acompañamiento de las autoridades y funcionarios municipales de sus localidades.

En el marco del taller se ha previsto también la realización pasantías colectivas en beneficio de las integrantes de la Escuela que son una estrategia de capacitación práctica que les permitirá conocer otras realidades y experiencias, así como aprender nuevas tecnologías que serán de un positivo impacto para su incursión en cadenas productivas agroecológicas.