Nuestro cuerpo
Es importante que reconozcamos nuestro cuerpo para cuidarlo y disfrutar de él. En este espacio nos proponemos informarte sobre aquellas partes de nuestro cuerpo que biológicamente nos definen como mujeres y como hombres: los órganos sexuales.
 
 

Órganos sexuales de hombres
Órganos sexuales de mujeres

Ciclo menstrual
Fecundación e implantación
Eyaculación
Masturbación

Mitos sobre sexualidad

 
     
     
 

Órganos sexuales de hombres
Órganos externos

Escroto: Es la piel externa que contiene los testículos.
Pene: Es el órgano masculino especialmente sensible a la estimulación sexual y al orgasmo. Durante la excitación sexual el pene se pone erecto, las venas se llenan de sangre a presión, esto es lo que hace que las paredes se pongan duras. En el momento del orgasmo el pene expulsa un líquido blanco pegajoso que es el que contiene el esperma, a este proceso se le llama eyaculación. En cada eyaculación, el hombre expele de 200 a 300 millones de espermatozoides listos para fecundar el óvulo, estos espermatozoides viven dentro del cuerpo de la mujer durante 72 horas.

El tamaño del pene varía de hombre a hombre y no tiene relación con la habilidad de dar o recibir placer, pues la vagina de la mujer se adecua al tamaño del pene de la pareja.

El hombre también micciona (orina) por el pene, sin embargo la orina y el semen nunca se juntan, pues existe una válvula que cierra la uretra cuando el hombre va a orinar o a eyacular.

Órganos sexuales internos

Testículos: Son las glándulas donde se produce la esperma.
Epidídimo: Se encuentra al borde posterior del testículo. Es el lugar en el cual se almacenan los espermatozoides, hasta que son expulsados en la eyaculación.
Conducto deferente: Es la continuación del epidídimo y conduce los espermatozoides del epidídimo al conducto eyaculatorio.
Vesícula seminal: Son dos glándulas que producen el mayor volumen de semen.
Próstata: Una glándula que produce el líquido espermático que es donde se transportan los espermatozoides.

 
   
     
 

Órganos sexuales de mujeres

 
     
 

Órganos externos
Las partes externas de los órganos sexuales de las mujeres están situadas en un lugar poco visible de nuestro cuerpo. Las podremos ver mejor si nos ayudamos con un espejo.

Monte de Venus: Es la masa redonda y gordita que está encima de la vagina y que se encuentra cubierta de vello púbico.
Labios mayores: Son dos pliegues gruesos de la piel que cubren a los labios menores, clítoris, orificio urinario y la entrada de la vagina.
Labios menores: Son dos pliegues de tejido situados entre los labios mayores. Son más delgados que los labios mayores y no tienen vello. Los labios menores encierran numerosas terminaciones nerviosas sensibles.
Clítoris: Es la parte más sensible de los órganos sexuales femeninos, está ubicado por encima del meato urinario, y cubierto por una piel muy delgada. Es muy sensible al tacto y puede ser estimulado frotándose. Durante la excitación sexual el clítoris se erecta.
Orificio vaginal: es la entrada a la vagina y a los órganos sexuales internos. Es por donde menstruamos, entra el pene y por donde sale el bebe al nacer.

Órganos internos
Los órganos sexuales internos de la mujer tienen que ver con la función reproductiva.

Vagina: Es un conducto elástico y húmedo que llega hasta el cuello del útero. Se pueden expandir y contraer mucho durante la relación sexual.

Tiene tres funciones:

a). La salida del bebe durante el parto.
b). Permite la salida de la menstruación.
c). Aloja el pene durante las relaciones sexuales.

Útero: Tiene la forma de una pera invertida y el tamaño de un puño. La parte más angosta conectada a la vagina, se llama cerviz o cuello del útero. El útero es el lugar donde se alberga al feto, es muy elástico y se extiende lo necesario a medida que avanza el embarazo.

Trompas de Falopio:
Están ubicadas a los costados del útero, siendo estas muy delgadas. Es en este lugar donde se produce la fecundación. La parte terminal tiene la forma de una mano abierta, por debajo de esta, encontramos a los ovarios.

Ovarios:
Se asemejan a frijoles por su tamaño, tienen dos funciones: producir los óvulos (células germinales femeninas) que cuando se juntan con los espermatozoides (células germinales masculinas) se produce la fecundación. También producen las hormonas sexuales femeninas estrógenos y progesterona.

 
   
     
  Ciclo menstrual  
 

Todos los meses, el sistema nervioso y las hormonas femeninas intervienen en la maduración de un óvulo que sale del ovario. Mientras esto ocurre la pared interna del útero (endometrio) se prepara para la anidación de un posible óvulo fecundado, es decir la unión del óvulo y el espermatozoide. En el caso de que el óvulo no sea fecundado, el endometrio o revestimiento interior se desprende y se produce el sangrado. A todo este proceso se le conoce como menstruación.
Se le llama ciclo menstrual al período que transcurre entre un período menstrual y otro, es decir se inicia el primer día de la regla o sangrado menstrual, y termina el día anterior a la siguiente menstruación.

 

El ciclo menstrual varía de mujer a mujer, puede darse entre 24 a 35 días; igual que el sangrado, menstruación o regla puede variar entre los 3 a 7 días, siendo de intensidad variable, además que éste puede variar a lo largo de toda la vida. Todo este proceso está regido por la hipófisis, que es una glándula situada en el cerebro.

Aunque en teoría es imposible que se pueda producir un embarazo durante la menstruación, por todo el proceso expuesto anteriormente, en la práctica si no se utiliza un método anticonceptivo eficaz, puede producirse un embarazo durante la menstruación, porque se pueden dar ovulaciones espontáneas en cualquier momento del ciclo menstrual. Y esto puede ocurrir teniendo la mujer un ciclo menstrual regular o irregular.

Mitos y temores
Sobre la menstruación ha habido y hay toda una serie de mitos y errores. Por ejemplo, algunas personas piensan que no pueden realizar todas sus actividades en la forma habitual durante la menstruación: hacer deporte, bañarse, nadar, ingerir determinados alimentos como naranjas, limones, bebidas frías, etc.

La verdad es que la menstruación es un proceso hormonal que no involucra ningún riesgo, así que olvida los mitos y realiza tus actividades cotidianas sin temor.

 
   
     
 

Fecundación e implantación

 
 
La fecundación ocurre cuando el óvulo se une con el espermatozoide capacitado (maduro y con capacidad de fecundación); esto usualmente ocurre en el tercio externo de la trompa de Falopio, este óvulo fecundado o huevo, avanzará hasta llegar al útero, donde anidará; es decir, se implantará y crecerá formando la placenta y dando lugar a un embarazo. La fecundación ocurrirá solo si existe un óvulo maduro y un espermatozoide capacitado.
    ¡¡RECUERDA!!

    La Anticoncepción Oral de Emergencia (AOE), actúa antes de la unión de un espermatozoide con un óvulo por que evita un embarazo no deseado o no planificado. La AOE, se puede tomar antes de las 72 horas después de una relación sexual sin protección, y es un método de uso exclusivamente en casos de emergencia (cuando fallo un método, tuviste relaciones sexuales sin protección o fuiste víctima de una violación).
 
   
     
  Eyaculación  
 
La eyaculación es la salida rápida del semen por el pene, luego de un periodo de excitación intensa. El semen contiene a los espermatozoides y es una mezcla de secreciones de las vesículas seminales y fluidos de la próstata. De olor penetrante, su apariencia es blancuzca y espesa.

Un hombre experimenta su primera eyaculación aproximadamente a los 13 años, generalmente mediante un “sueño húmedo”. El sueño húmedo es algo natural, sin embargo puede producir ansiedad y vergüenza en los primeros años. No hay por que avergonzarse, ya que esto indica que se está entrando a la madurez sexual.

 
   
     
  Masturbación  
 
La masturbación se realiza mediante la estimulación de zonas erógenas, que varían de persona a persona. Es una de las formas de reconocer tu cuerpo en la que puedes experimentar diversas maneras de sentir placer y disfrute. El derecho al placer sexual incluye la libre exploración de tu cuerpo en todas las etapas de tu vida.
La masturbación individual o mutua es considerada una de las formas más seguras de prevención del embarazo e infecciones de transmisión sexual incluyendo el vih y sida.
 
   
     
  Mitos sobre sexualidad  
 

La sexualidad es un tema que aún en nuestros días no es abordado con total apertura, alrededor de ella siguen habiendo muchos tabúes y mitos.

Los mitos, como sabemos, son un intento por parte de las personas de dar explicaciones a cosas que a veces no entendemos del todo bien. Si bien algunos mitos nos resultan chistosos, la mayoría de veces sólo logran confundirnos y desinformarnos, llegando a perjudicar nuestra salud y vida afectiva, incluso provocando embarazos no deseados.

A continuación encontrarás diversos mitos, que seguro habrás escuchado más de una vez. Esperamos poder resolver algunas de tus dudas y ayudar a despojarte de prejuicios.

Se dice que:

 

Durante la menstruación una mujer no debe practicar deportes….

¡Falso! La menstruación no debe interferir con tus actividades cotidianas, puedes bailar, comer, correr, saltar, bañarte, etc. sin riesgo alguno para tu salud.

 

La masturbación produce esterilidad e impotencia…

¡Falso! La masturbación es una de las maneras que tienes para explorar y reconocer tu cuerpo, de disfrutarlo y de sentir placer.

 

Si un hombre se masturba, se le acabarán los espermatozoides…

¡Falso! Un hombre produce alrededor de 300 millones de espermatozoides al día y este proceso continúa año tras año hasta la muerte.

 

Una mujer no puede quedar embarazada la primera vez que tiene relaciones sexuales…

¡Falso! La mujer que se encuentra ovulando puede quedar embarazada aun si es la primera vez que tiene relaciones sexuales.

 

Retirar el pene de la vagina antes de eyacular es una forma efectiva de prevenir el embarazo…

¡Falso! El retiro no es un método seguro, ya que la sustancia transparente que lubrica el canal por donde saldrá el semen (líquido preseminal), contiene espermatozoides que podrían producir un embarazo.

 

Tener relaciones sexuales parados u orinar después de tener relaciones sexuales evita el embarazo…

¡Falso! Ninguna de estas actividades puede evitar el embarazo, lo mejor es usar un método anticonceptivo.

 

¿La fertilidad se pierde cuando se deja de tomar pastillas anticonceptivas?

¡Falso! Una vez que se deja de tomar las píldoras se recupera la posibilidad de quedar embarazada. Incluso si se toma incorrectamente, se olvida o se producen fuertes vómitos, existe la posibilidad de embarazo.

 

Los hombres tienen deseos sexuales más fuertes que las mujeres…

¡Falso! El deseo sexual varía de persona a persona y no depende del sexo. En general el deseo sexual es igual en mujeeres y hombres. Disfrutar nuestra sexualidad es un derecho.

 
   
   
 
 



 

Centro de la Mujer Peruana Flora Tristán
Parque Hernán Velarde No 42 Lima 1, Lima-Perú - Teléfono 4331457 - 4332765